Atropello de tráfico

Un atropello de tráfico nos puede sobrevenir en cualquier momento, de manera súbita e inesperada.

Cuando esta situación llega a nuestras vidas, nos encontramos bloqueados y en shock,lo que nos impide pensar con serenidad.

Por ello, lo más importante es asumir lo ocurrido, controlar serenamente la situación y una vez hayan transcurrido unos días, y la persona atropellada o bien se encuentre atendida médicamente, con el ingreso correspondiente.

O bien, la correcta atención psicológica de los familiares en caso de fallecimiento.

En esos momentos, los mas urgente e importante de atender son las cuestiones de estabilización médicas y psicológicas.

Atropello de tráfico. Derechos del peatón y familiares.

El peatón tiene derecho a una indemnización, y en caso de fallecimiento serán determinados familiares perjudicados a los que les corresponda dicha indemnización.

Aunque el vehículo implicado en el atropello:

  • se haya dado a la fuga.
  • no disponga del seguro obligatorio.

aún en estos casos, el peatón, o sus familiares, tendrán derecho a indemnización.

Sin embargo, este principio general tiene alguna excepción, sobre todo cuando se trata del atropello de menores de 14 años.

También hay algunas excepciones, en los supuestos de atropello de mayores de edad.

Aunque pueda parecer que este derecho no existe porque consideran que en el accidente ha tenido toda la culpa el peatón, no deje de contactar con nosotros. Es muy probable que, tras el correspondiente estudio e investigación, se pueda probar que la culta no fue en exclusiva del peatón.

En los supuestos de menores la normativa favorece a los mismos, tengan o no culpa.

Por lo tanto, es muy importante acudir al profesional adecuado. Que sea conocedor y especialista en esta materia tan específica.

Es por ello que, este profesional indagará y buscará aquellos resquicios necesarios para favorecer a los perjudicados en el suceso.

Tenemos que, reponer a las víctimas lo antes y lo mejor posible, de los perjuicios ocasionados, restableciendo sus vidas y circunstancias, es la meta de un buen profesional.

Es decir, la reparación íntegra del daño y su reparación vertebrada.

Para conocer si nos corresponde indemnización, en caso de atropello, hay que acudir a un abogado especialista en este tema, de manera que conozca exactamente y defienda todo lo que nos corresponde y los derechos de la víctima y familiares.