Ciclista arrollado

¿Porqué han aumentado tanto los ciclista arrollado?. Pasamos por la carretera y vemos un ciclista arrollado, y muchas de las veces los resultados son gravísimos.

Cuando un ciclista arrollado fallece nos damos cuenta de la sinrazón de la carretera.

Estos atropellos se deben a:

  • falta de respeto a las normas de circulación
  • exceso de velocidad de los coches
  • no respetar la distancia de seguridad con los ciclistas
  • imprudencias por despistes
  • uso de móviles
  • entre otros,

Recientemente se ha limitado la velocidad en carreteras secundarias de 100 a 90 km/h., entre otras cosas, para reducir estos atropellos.

Sin embargo, todo apunta a que, las medidas son insuficientes, y sería necesario adoptar otras.

Y, las altas indemnizaciones que se pueden lograr por las víctimas o familiares de estos accidentados, no suplen ni con mucho las tragedias y dramas que suponen.

Muchas de las veces se deja mujer y niños menores, que a pesar de las indemnizaciones, tal vez superiores a 200.000€ o 400.000€, ello no suple la pérdida sufrida, y perder la posibilidad de crecer junto a un padre no tiene precio.

Es por ello, que pese a haber sido mejoradas las cuantías con el baremo aprobado por la Ley 35/2015, la solución no pasa por estos criterios.

Algunas soluciones alternativas podrían ser:

  • el desarrollo y mejora de carriles de circulación exclusivos para bicicletas y monopatines.
  • la dedicación de caminos paralelos para los ciclistas. Esta solución necesitaría del asfaltado de estos caminos, y de la prohibición de circular por los mismos a más de 30 km/h.
  • Pero sobre todo, es necesaria una adecuada y pronta educación vial.
ciclista arrollado en carretera comarcal
ciclista arrollado en la via publica

La educación vial en la infancia

La gran solución pasa por una adecuada y pronta educación vial, de hecho, sería la solución más ventajosa y eficaz.

Para ello, hay que concienciar a la población desde la niñez.

De esta forma, el respeto para con otros conductores, ciclistas, peatones y motoristas, formaría parte de su día a día, así como el respecto a las normas de circulación, y ello daría lugar a una drástica reducción en el número de accidentes y fallecidos de tráfico.

Sin embargo, muchas de las veces, tenemos la sensación que hay una falta de consideración para con los ciclistas y motoristas.

Esta percepción no se da en otros países europeos, en lo que el respeto a los ciclistas es lo normal y lo contrario se considera del todo inaceptable. En ciudades como Berlín, el número de ciclistas, es decir, de ciudadanos que utilizan en su día a día la bicicleta para desplazarse, llega a ser en algunos días superior al número de vehículos a motor.